¿Cuáles son algunos de los trastornos de sueño más comunes?

Insomnio:
La mitad de los estadounidenses afirman tener dificultades para dormir; aunque para la mayoría de las personas que sufren de insomnio, no se trata de un problema físico. La mayoría de los casos de insomnio se consideran transitorios o a corto plazo. El insomnio transitorio es resultado del estrés, demasiada agitación o factores del medio ambiente, pero sólo dura unas cuantas noches. Por otro lado, el insomnio a corto plazo dura de dos a tres semanas y usualmente es resultado de periodos largos de estrés o de ciertos trastornos médicos o psiquiátricos. El insomnio crónico dura más de un mes y es resultado de problemas médicos, de comportamiento o psíquicos.

Narcolepsia:
La Narcolepsia afecta a 1 de cada 2,000 personas. Este trastorno aparece cuando la parte del cerebro encargada de regular los periodos en los que dormimos y los periodos en los que estamos despiertos deja de funcionar correctamente, originando periodos inesperados de sueño REM. Estos “ataques de sueño” aparecen en cualquier momento y pueden durar desde sólo unos segundos hasta 30 minutos. Los tratamientos actuales incluyen estimulantes y anti-depresivos. Las personas con Narcolepsia, generalmente comienzan a presentar síntomas entre la pubertad y los 25 años. Existen cuatro síntomas clásicos, pero sólo 25% de la gente con este trastorno presenta los cuatro a la vez.
1) Excesiva somnolencia durante el día con ataques de sueño.
2) Alucinaciones hipnagógicas: alucinaciones auditivas, visuales y táctiles que ocurren en un estado intermedio entre estar despierto y dormido.
3) Atonía: parálisis que ocurre en un estado intermedio entre estar despierto y dormido.
4) Cataplexia: pérdida abrupta de la fuerza y la tonicidad muscular, producida por emociones tales como alegría, miedo, ira o sorpresa.

Síndrome de Piernas Inquietas
El síndrome de piernas inquietas es también conocido como el síndrome de Ekbon, piernas nerviosas, piernas revoltosas, anxietas tibialis, acromelagia hereditaria y de varias otras formas. Las piernas inquietas pueden inducir trastornos del sueño tales como el insomnio, y es muy común entre personas de toda edad. Existe también una relación entre el síndrome de las piernas inquietas y la ansiedad.
Adicionalmente, hay patrones presente en las personas que sufren de este síndrome; entre ellos podemos mencionar una palidez general, sensaciones de calor o frío, indigestión, hinchazón, estrés, estupor, etc., los cuales contribuyen a la aparición de trastornos del sueño y del insomnio.

Parasomnias
Una parasomnia es un acto físico disruptivo que ocurre mientras se duerme. Las personas que hablan o caminan dormidos (sonambulismo o somniloquia) o que dan golpes sueltos mientras duermen, tienen parasomnias. Estos actos físicos pueden despertarnos parcial o completamente, o incluso provocar un estado de transición en el sueño. Tanto el caminar dormido como los temores nocturnos están considerados como “inmadurez del sistema nervioso central” en niños, especialmente entre los 4 y los 12 años de edad, los cuales van despareciendo a medida que crecen; mientras que en el caso de los adultos, parecen ser más un indicador de psicopatologías. El recuerdo de dichos eventos es generalmente pobre o nulo, y un típico episodio dura alrededor de 6 minutos, pudiendo variar en su duración desde unos cuantos segundos hasta 30 minutos. Existen factores que predisponen esta situación, tales como algún componente genético, la falta de sueño, horarios irregulares de sueño, fiebre y ciertos medicamentos incluyendo drogas para el corazón y sedantes. Aunque usted o alguien que usted conoce puede padecer de alguno de estos trastornos, se les considera poco frecuentes. Los más comunes son hablar dormido, los temores nocturnos, saltos y desorientación o confusión al despertar. En muchos casos las parasomnias se heredan.

ATM
La Articulación Temporomandibular (ATM), es aquella articulación en la que la mandíbula inferior se une al hueso temporal del cráneo, justo frente al oído a cada lado de la cabeza. Un pequeño disco de cartílago separa estos huesos, de forma muy parecida a la articulación de la rodilla, de manera que la mandíbula puede deslizarse fácilmente, pues cada vez uno muerde, mueve la mandíbula. Pero también la mueve cada vez que habla y cada vez que pasa saliva (cada 3 minutos aproximadamente). La mandíbula es, entonces, no sólo una de las articulaciones más utilizadas, sino una de las más complejas también. Para acomodar tales fuerzas y prevenir un excesivo desgaste, el cartílago entre la mandíbula y el cráneo generalmente proporciona una superficie suave, sobre la cual la articulación puede deslizarse libremente con una mínima fricción. Es por ello que las fuerzas ejercidas al masticar pueden distribuirse sobre una superficie mayor en la articulación para minimizar el riesgo a que se produzca un daño. Adicionalmente, varios músculos contribuyen a abrir y cerrar la mandíbula y ayudan a la función de la ATM. Síntomas: Dolor de oído
Músculos de la mandíbula adoloridos
Dolor de mejillas
Mandíbula crujiente
Mandíbula atascada
Dificultad para abrir la boca por completo
Frecuentes dolores de cabeza y cuello

Ya que los síntomas de la ATM a menudo resultan en dolor de cabeza y cuello, los otorrinolaringólogos están debidamente capacitados para diagnosticar los problemas de la ATM. Un diagnóstico correcto de la ATM comienza con un historial detallado y un examen físico, incluyendo una cuidadosa evaluación de la oclusión dental y del funcionamiento de las articulaciones y los músculos de la mandíbula. Si el doctor diagnosticara su caso con prontitud, probablemente sólo necesite de estos simples remedios caseros:





30 días de garantía o le devolvemos su dinero!
Le garantizamos una absoluta satisfacción, o le devolveremos su dinero sin hacer preguntas.

>> ORDENE SU ALMOHADA PARA PERSONAS QUE DUERMEN DE LADO <<

O VISITE NUESTROS OTROS LINKS ABAJO PARA MAYOR INFORMACIÓN

Línea gratuita: 1-800-891-0718

 




 

 

English Version             

paypal verified

  • Sólo ingrese su dirección de correo actual en el recuadro inferior.
    Luego haga click el botón “Afíliese”.


Sin publicidad. ¡Lo prometemos!